Francia intenta imponer el precio único a los libros electrónicos




Francia parece estar por dar un paso bastante interesante en lo que respecta a libros electrónicos, al intentar legislar el precio único para estos contenidos, sin importar el país de la empresa que los distribuya.

En Francia se ha comenzado a gestar un movimiento bastante interesante, que anteriormente había sido dejado de lado pero que al parecer lo han hecho renacer. El precio único de los e-books (libros electrónicos) que será aplicado a todos y cada uno de los libros digitales, sin importar la empresa que los distribuya o la categoría del libro.

Este proyecto ha sido llevado adelante por los senadores y diputados franceses, que intentarán convertir esta normativa en ley, entre otras cosas para asegurar una remuneración equitativa para los autores de tales libros.

Realmente puede parecer un poco complejo el hecho de realizar un normativa para los libros electrónicos, los cuales sin duda aún no están expandidos por completo en la sociedad, y son una parte minoritaria del mercado actual.

Otro dato importante en esta ley, será la reducción del impuesto con que se gravan dichos contenidos, los cuales pasarán de tener el 19,6% (el mismo impuesto que para, por ejemplo, los ordenadores) y pasará a tener el año entrante un impuesto de tan sólo el 5,5%.

No se sabe bien si esta medida realmente dará el fruto que se espera de ella, ya que comenzar a regular el comercio que tan solo es el 1% en las ventas de libros en Francia, y nada menos que poniendo un precio único para cualquier libro electrónico sin importar su contenido, calidad o tamaño, es una medida que a simple vista no parece tan buena.

Todavía resta que las dos cámaras legislativas francesas aprueben el contenido de la ley sin realizar modificación alguna para que esta normativa quede vigente en Francia, así que aún podemos esperar que sea dada de baja o que, por lo menos, se atrase algunas semanas.

Una muy curiosa legislación la que intentarán aplicar, y obviamente habrá que esperar la contestación de las empresas editoras o incluso de los autores para conocer si realmente los beneficia.

Compartir!